Red latino americana y caribeña por la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes : REDLAMYC

 ¿ QUE ES RED LAMYC ?

Todos los derechos para todos los niños, niños y adolescentes

 Ultima actualización :   13/06/2010          

Comunicaciones de la Región


Correos Varios


Archivos adjuntos :

Como apoyar a la niñez y adolescencia en situaciones de conflictos y violencia (Archivo de Word 43.6 Kb)

 


Cecodap

COMO APOYAR A LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA EN SITUACIONES DE COFLICTOS Y VIOLENCIA
 

La crisis político-social agudizada durante los últimos días, ha tenido una alta carga de violencia tanto estructural, física como simbólica, afectando de múltiples formas el normal desarrollo de la niñez y la adolescencia.

Debido a estas circunstancias, Maykert González Arvel áez del equipo de formación de Cecodap, presenta una serie de propuestas  para apoyo a la niñez y adolescencia  en situaciones de conflictos y violencia

Los conflictos no afectan de igual manera a todas las niñas, niños y adolescentes, es importante considerar:

¸ Momento del desarrollo evolutivo. Su capacidad para percibir y entender la situación y el cúmulo informativo que se recibe del medio, en especial de sus adultos significantes, será mayor en la medida que se cuente con mayor capacidad para procesar y dar significado a los hechos.
 
¸ el comportamiento de los adultos cercanos, en especial para los más pequeños, nuestras acciones y comentarios se convierten en referencia para las niñas y niños. Si en la comunicación diaria transmitimos estrés, desesperanza y miedo, las niñas y niños en especial percibirán la situación como más amenazante de lo que realmente es.
 
¸ Cuando son víctimas directas     de la violencia. Las niñas, niños y adolescentes victimas directas de la violencia, son sensibles a generar mayores temores ante las situaciones similares y ante grupos específicos de personas. De igual modo, la exposición indiscriminada a imágenes de violencia puede afectar su estabilidad emocional.
 
¸ Los momentos críticos se hacen más complicado cuando se vive en una familia con conflictos.  Porque se recurre a la violencia para resolver sus situaciones y la división e intolerancia son parte común de sus rel aciones.

¸ La posibilidad de opinión y participación. Cuando en la casa o la escuel a se abren espacios para el diálogo y la opinión entre niñas, niños, adolescentes y adultos, se hace más enriquecedor el manejo de las circunstancias difíciles, pues se le permitirá sentirse parte activa de la solución y tomados en cuenta dentro del entorno familiar y escolar.
 
¸ Las pérdidas ocasionadas por la crisis a nivel real o simbólico. A nivel real por la pérdida de vidas o elementos materiales importantes dentro de la familia, o a nivel simbólico en la limitación de las posibilidades de interrelación en sociedad, las rel aciones en la escuel a o los momentos de recreación.


A nivel emocional, las crisis sociales provocan un conjunto de reacciones:


¸ Pesadillas: Rel acionadas con los hechos críticos vistos, escuchados o vividos, lo que tiende a agudizar los miedos y provocar inseguridad y pánico.
 
¸ Conductas regresivas o pérdida de nuevas habilidades: Como por ejemplo mojar la cama, poco control de esfínteres, necesidad de dormir con los padres y llanto, entre otras.
 
¸ Ansiedad, miedo, fobias ante situaciones específicas o generalizadas al entorno: se pueden generar miedos o fobias hacia grupos de personas que por su condición o pensamiento son considerados como “enemigos” o “peligrosos.
 
¸ Agresividad y problemas con las pautas de convivencia: la naturalización de la violencia puede hacer que se recurra a el la para resolver los conflictos en casa o en la escuel a, haciendo que aumenten los nivel es de agresión entre iguales y la dispersión o evasión de las pautas prefijadas para la convivencia en casa o el aula.

¸ Depresión, tristeza, nostalgia: Una de las consecuencias del pánico generalizado es su capacidad de paralización, ya que el terror se puede convertir en un imán para los miedos y las ansiedades personales, generalizando la impotencia y desesperanza, haciendo que entremos en una visión de túnel donde no se ven las múltiples salidas posibles a la situación,
 
¸ Deficiente desempeño en la escuel a: producto de la pérdida de estructuración en las actividades cotidianas, la desatención o la dispersión al tratar de  tener toda la información de lo que está pasando, aunado también a la desmotivación o apatía. igualdad para todas y todos.

¸ Enfermedades o dolencias psicosomáticas: Cuando no expresamos nuestros sentimientos negativos o dolorosos; reflejamos en el cuerpo lo que no sabemos hacer con palabras. Con las niñas y niños ocurre igual, en especial con los de más corta edad.
 
¸ Falta de concentración o hiperactividad: Dificultad de concentración o de mantenerse quietos ante una actividad específica, sobre todo si esta requiere de mucha atención. Procure no etiquetar este comportamiento, sino abordar lo que lo produce: miedos, ansiedades, dudas, para así ofrecer una adecuada atención.
 
¸ Exagerado apego a adultos o dependencia: si la niña, niño o adolescente percibe el mundo como “muy peligroso”, no querrá separarse de sus adultos referentes, en especial si son pequeños, por dos razones: miedo a que algo malo pueda ocurrirles, y miedo a que un evento terrible pueda pasarle a sus adultos representantes.
 
¸ Estigmatización hacia grupos o personas: Se pueden generar miedos irracionales hacia las personas que les rodean, particularmente si se encuentran dentro del entorno cercano personas que pertenecen a grupos cuestionados. Pueden manifestarse otras conductas que necesariamente deben ser tratadas por especialistas (psicólogos, psiquiatras), Entre el las:
 
¸ Conductas que por su duración y característica perjudique el desempeño social, intel ectual o físico de las niñas, niños o adolescentes.
 
¸ Llanto constante y tristeza sin razón aparente. La excesiva tristeza puede contribuir a no encontrar respuestas adecuadas a la situación, así como a la progresiva apatía o poca relación con el entorno, dificultando la concentración y el uso del tiempo libre, ocasionando también daños físicos o enfermedades. Así mismo, el miedo y la ansiedad restringen la adecuada comprensión de lo que sucede, generando mayor inseguridad y desconfianza.
 
 
¸ Cambios en los hábitos: no comer, o hacerlo en exceso. Dificultades para dormir en las noches, aumento del período de alerta o sueño excesivo, lo que puede implicar aumento en los nivel es de ansiedad en el primer caso o pocas ganas de rel acionarse con el entorno, y tristeza, en el segundo.
 
¸ Dependencia a las drogas: En especial en el sector adolescente se puede observar que altos nivel es de estrés o desesperanza inciten al consumo de alcohol o drogas. el poco control emocional bajo el uso de este tipo de sustancias facilita la manifestación de conductas agresivas contra sí mismo o contra quienes le rodean.
 
¸ Pérdida muy importante: Requieren ser abordadas por especialistas para dar un adecuado tratamiento al duel o. Al hablar de pérdidas debe interpretarse las de personas cercanas como las de condiciones: cambio de ambiente, amigos, colegio, entre otras.
 
¸ Desinterés por actividades placenteras: un claro síntoma de apatía o frustración ante alguna situación que esté afectando la emocionalidad de las niñas y niños, e inclusive la formación de su autoconcepto y su autoestima.
  
¸ Extremo nerviosismo: la ansiedad generalizada empuja a niñas, niños y adolescentes a entrar en pánico, llevándoles a asumir conductas desviadas o tomar decisiones que pongan en pel igro su integridad.
 
¸ Desesperanza generalizada: la percepción de no solución de los problemas y de agudización de la crisis lleva a no tener esperanzas en el futuro, lo que afecta considerablemente nuestro lugar en el mundo y el proyecto de vida, permitiendo la acumulación de mucha rabia hacia la situación.
 
¸ Perdida a la fe en la democracia y en la institucionalidad del país, lo que al ser percibido por niñas, niños y adolescentes puede hacerles sentir que viven en un Estado que no respeta o garantiza sus derechos, En este caso, es importante transmitirles que esta situación es coyuntural y que a través del diálogo y la no violencia se puede llegar a tener una mejor sociedad que respete la diversidad y dé cabida a todos


¿Cómo abordar las situaciones violentas con niñas, niños y adolescentes?


¸ Hablar con el los para evaluar qué percepción tienen de lo ocurrido, compartir una conversación, un juego o a través de dibujos donde puedan expresar sus pensamientos y temores sobre el momento actual, aclararles lo que está pasando en base a la veracidad (sin emitir juicios de valor), la simplicidad en la información y dar en todo momento sensación de confianza. No mentirles, pues esto hace que se pierda la confianza, no sembrar miedos, odios o desesperanzas. Sólo comunique a las niñas y niños, en especial a los más pequeños, los detalles concretos y simples que faciliten la comprensión, sin cargarlos con detalles y evitando los juicios de valor y expresiones peyorativas ante posturas o persona
 
¸ No exponerlos a situaciones de riesgo físico o emocional, ser garantes de su protección en manifestaciones públicas. Es cierto que la manifestación es un derecho consagrado para todos los ciudadanos, y las niñas, niños y adolescentes son parte de la población, es necesario  tomar en cuenta las previsiones necesarias al momento de acudir a movilizaciones sociales. En algunos casos estas suel en culminar en confrontaciones que ponen en riesgo la integridad física.
 
¸ Evitar exponerlos por su cuenta y de forma excesiva a las noticias, imágenes difundidas por los medios de comunicación. Más si contribuye a incrementar la ansiedad del grupo familiar. Obtenga la información que necesita y luego planifique otra actividad productiva para el resto del tiempo en compañía de quienes les rodean.
 
¸ No materialice la divergencia, no atribuya a una persona o a un grupo la responsabilidad de lo que está pasando. Procure hacer las críticas en torno a las conductas, no en relación a las personas involucradas. Evite juicios peyorativos en contra de grupos sociales que deformen la percepción futura de la niña o el niño y siembren discriminación en su pensamiento.

¸ Aproveche los momentos libres para compartir juegos, para incorporarlas a los quehaceres  del hogar de acuerdo al desarrollo evolutivo. Si se cuenta con espacios libres y seguros cerca de la casa, aproveche para rel ajarse en familia de tantas tensiones.

¸ Reforzar y ser ejemplo de principios que estén basados a la no violencia. Son importantes los aprendizajes que queremos rescatar de esta situación y la sociedad que queremos formar, por lo que es muy importante actuar en base a la vivencia y el ejercicio de los derechos y los valores democráticos.
 
¸ Favorecer ejercicios que permitan restablecer la confianza en el presente y en el futuro. No atascarse sólo en la situación de crisis, sino promover actividades y reflexiones que permitan potenciar los proyectos de vida individuales y sociales, que rescaten la confianza en lo que se puede hacer y en las perspectivas de solución.
 
Mostrarse comprensivo. Promueva el diálogo y la no violencia, ofrézcales su protección, amor y respeto; para ayudarlos a superar los momentos difíciles y a confiar en una sociedad de convivencia y un futuro mejor.


Miércoles 04/02/04

Área de Comunicación
CECODAP “Por los Derechos de la Niñez y Adolescencia”
derechamos@cecodap.org.ve
www.cecodap.org.ve
Caracas, Venezuela
Tlf. (212-58) 9514079
Fax: (212-58) 9515841

 


La sede de apoyo para la coordinación está actualmente a cargo de :     GURISES UNIDOS


Dirección: Carlos Roxlo 1320 esquina. Guayabos, Montevideo, Uruguay. CP 11200

Teléfonos: (0598 2) 4088572 - (0598 2) 4003081 - (0598 2) 4096828

Mail: redlamyc@gurisesunidos.org.uy


Con   la    invalorable    colaboración    de   :    


Este sitio está desarrollado para una resolución de pantalla de 1024 x 768